El sexting, una amenaza en nuestros jóvenes

Los jóvenes han encontrado una nueva forma de “pasarla bien”,  fotografiándose o grabándose desnudos o semi desnudos con sus teléfonos celulares o cámaras web.  Este fenómeno recibe el nombre de sexting, que es el envío de fotografías o videos con contenido sexual,  grabados por el propio protagonista para después  enviar estos mensajes a sus amigos y conocidos ya sea por teléfono celular o la computadora.  En ningún momento  esta acción la consideran algo que les pueda perjudicar,  ya que no se detienen un instante a pensar en las implicaciones que esto les puede provocar para su presente y futuro. Aunque en la inmensa mayoría de los casos los adolescentes hacen esos envíos sin ninguna malicia, el resultado puede llegar a ser catastrófico. Una vez enviada una imagen con tinte sexual,  es imposible su control.  A segundos de haberlas subido  a la red,  éstas  traspasan límites y el juego se convierte en un verdadero dolor de cabeza.

La práctica del sexting implica diversos riesgos: el psicológico, no sólo para quien se exhibe, sino para toda su familia,  el legal, para quien participa en la elaboración y envío de las imágenes,  y el de la integridad física de nuestros hijos y alumnos, ya que en  el entorno del sexting, la humillación pública puede llegar a ser bullying o ciberbullying, en el caso de que los compañeros  usen estas imágenes o videos para burlarse o ridiculizar.

Nuestra labor como padres y maestros tiene aún mucho que hacer. Nuestros jóvenes deben de aprender y  entender que el respeto por ellos mismos y por los demás incluye el cuerpo,  y  que las acciones tienen consecuencias.

Hablar de sexualidad de una manera sana y natural con nuestros hijos es fundamental y necesario, y esta labor cada vez se tiene que realizar a más temprana edad. Como padres necesitamos compartir tiempo con nuestros hijos, comunicarnos con ellos y participar en actividades de su  interés. Si la relación con ellos es de confianza será más fácil que acudan a sus padres si se ven envueltos en un asunto de sexting.

Mtra. I.  Yolanda García Valencia