Amar a México en septiembre y todo el año….

Iniciamos este mes de septiembre, con todo el entusiasmo que trae consigo el inicio de un nuevo ciclo y teniendo en mente algunos planteamientos de la Reforma Educativa, lo cual, resulta interesante reflexionar en el marco de los festejos patrios de este año.  El hecho de ubicar a la educación como pieza clave para construir un México más libre, justo y próspero, como lo señala la reforma, implica un gran compromiso y un reto para todos, por ello, resulta conveniente aprovechar la ocasión y cualquier espacio, tanto en la escuela como en el hogar, para promover y fomentar en nuestros hijos y alumnos el amor a México.

Es así, que tomando de referencia los propósitos de la educación que armónicamente empatan con la Misión de nuestro Instituto, debemos asumir como tarea de todos,  el lograr que nuestros niños y jóvenes,  crezcan como ciudadanos libres y responsables,  que piensen de manera analítica, crítica y creativa, que se expresen correctamente, que hagan uso adecuado de las tecnologías de la información y comunicación, que puedan  ejercer sus derechos y asumir obligaciones como ciudadano,  que trabajen en equipo, que tengan valores y  se conduzcan con sentido ético, que se desenvuelvan  con autoestima y confianza en sí mismos y cuiden su salud.

¿Cómo lo vamos a lograr? Es importante transmitirles que el  Amor a México  no solo se demuestra vistiendo trajes típicos, ni gritando ¡Viva México! y degustando platillos regionales, sino  que también se demuestra y se vive ese amor, al interesarse por conocer su  historia y valorar la diversidad étnica y cultural; al apreciar y experimentar el arte y la cultura.  Que cuando los niños y niñas se divierten con juegos tradicionales, que aparte de ser divertidos favorecen en ellos habilidades y destrezas necesarias para su desarrollo intelectual y emocional, se sientan orgullosos de dominar un trompo o un balero, que disfruten de jugar a la bebe- leche  y a la matatena, entre otros juegos que ya muchos desconocen. Por otra parte, que comprendan que Amar a México es también cuidar del medio ambiente y la riqueza arquitectónica y arqueológica que posee, que puedan apreciar la diversidad de flora y fauna como patrimonio que debemos cuidar y preservar para la futuras generaciones; de esta manera estaremos construyendo el México que todos queremos.

La invitación es esta: Para construir un México más libre, justo y próspero, no debemos conformarnos con ser mexicanos solo los días festivos, sino todo el año;  te invito a que te sientas orgulloso de tu de tu ciudad, de tu región,  de tu país, a que conozcas un museo, un pueblito, un platillo o una planta de tu región, a no tirar basura, a ser amable con todos  y a que valores la  riqueza que generosamente nos ofrece nuestro país….